Redes Sociales. ¿Cómo calendarizar tu contenido?

¿Sabes qué vas a publicar mañana en tus redes sociales? Seguramente la respuesta a esta pregunta sea “sí”. Pero, ¿qué pasa si te preguntamos sobre lo que vas a publicar dentro de unos días, una semana o un mes? En este punto es probable que la respuesta sea “no lo sé” o que la idea que tengas sobre tus futuros contenidos sea muy imprecisa o vaga: ERROR.

Toda estrategia de contenidos debe sostenerse sobre la calendarización de la misma. En este post te vamos a explicar por qué es tan importante (aunque a la vez tan sencillo y práctico) elaborar un calendario para tus publicaciones en redes sociales.

Comprender lo que se va a publicar en las redes sociales comienza con una estrategia de contenido. El contenido es el elemento que utilizarás para interactuar con tu audiencia, así que es muy importante saber qué se va a publicar pero también cómo y cuándo.

La creación de un calendario de contenidos nos va a ayudar básicamente a optimizar el tiempo. Ya seas muy organizado/a o un caos con patas, el calendario de contenidos va a ahorrarte muchos quebraderos de cabeza a la hora de decidir qué escribir y donde publicarlo. Si hemos anticipado estos dos pasos, ya tendremos una buena parte del trabajo hecha y nos ahorraremos la presión de tener que generar ideas en el último momento.

Por tanto, el calendario nos ayuda a no tener que trabajar a contrarreloj, factor que es muy contraproducente para generar contenidos frescos y de buena calidad.

Consejo número 1: conoce a tu buyer persona. Publicar a lo loco en redes sociales no va a llevarte a ninguna parte y perderás mucho tiempo y energía en intentar alcanzar a tu público. Deberás explorar en qué redes son más activos tus clientes/seguidores y focalizarte en ellas. También deberás tener en cuenta lo importante que es adaptar el mensaje dentro de cada red social (no es lo mismo publicar en Linkedin que en Facebook o Instagram).

No existe una fórmula mágica para idear el calendario perfecto pero sí existen herramientas para saber cuál es el momento más adecuado para publicar, así que consejo número 2: recurre a la analítica para conocer a qué horas está más activo tu público. Gracias a esto, podremos difundir nuestros contenidos en redes sociales de manera que tengan el máximo alcance posible.

Conocer a nuestro público objetivo es una de las piezas más importantes a la hora de componer un calendario de contenidos, pero otro elemento clave a tener en cuenta es la estrategia de comunicación de tu marca. Así pues, deberás preguntarte cuáles son las cuestiones básicas y los objetivos de tu estrategia de comunicación para saber qué quieres publicar.

Nuestro consejo número 3 es que te auto respondas a la siguiente pregunta: ¿Qué esperas lograr con tu presencia en redes sociales?

Probablemente tengas varios objetivos, desde la adquisición de nuevos clientes a la promoción de eventos o la difusión de tu cultura de marca. Cíñete a tus metas y en función de esto, define una estrategia editorial con una cadencia correcta de publicaciones: qué quieres decir, en qué tono y en qué lugares.

Es importante que no peques de saturar tus canales de comunicación y abrumes a tu audiencia con contenido que no sea relevante o de poco interés.

En relación a esto, aquí llega para concluir, nuestro último consejo: utiliza la regla 70-20-10 cuando empieces a poner en marcha tu calendario.

Esta regla establece la proporción de contenidos con la que se suele atraer mejor a las audiencias y recomienda generar un 70% de contenido regular, que sea de calidad pero fácil de crear (contenido que sabemos que funciona porque es útil para nuestro público); un 20% de contenido excepcional (como por ejemplo contenidos audiovisuales) que nos comportan más tiempo y esfuerzo y, por último, un 10% de contenido experimental, es decir, todas las nuevas ideas que se te hayan pasado por la cabeza (fruto de la inspiración) pero que no tengas muy claro si van a ser efectivas o no.