Elabora tu plato estrella: La Landing Page perfecta que genera ventas.

Elabora el plato estrella de tu negocio: La Landing Page que convierte en Ventas

Landing Page Perfecta

Llega el último informe de Factoría de Proyectos, el plato que todo empresario quiere tener en su negocio: la Landing Page Perfecta

Toma nota de la receta que te hará lograr el éxito en ventas para tu negocio: ingredientes, elaboración y muchos ejemplos de landing page con los que zamparte a tu competencia.

Comenzamos enseguida con la elaboración de la receta pero antes…

¿Qué es una landing page y para qué sirve?

Una Landing Page es el plato del que todo chef presume, el plato por el que las reservas de un restaurante están a tope…

Se trata de una página independiente dentro de tu dominio, destinada a generar conversiones, es decir, a convertir visitas en clientes que realizan compras, conseguir suscriptores o cualquier otro objetivo que hayas definido previamente.

Una Landing Page perfecta es aquélla que consigue ratios elevados de conversión gracias a su diseño eficaz, con una estructura orientada a facilitar las acciones del usuario, contenido atractivo, valor, etc.

Además, crear varias Landing Pages diferentes permite realizar análisis a fondo y afinar tu estrategia. Por ejemplo, comparando unas con otras (Test A/B) para ver cuál ha funcionado mejor y sacar conclusiones de cara al futuro.

Los 11 pasos para elaborar la receta de la landing perfecta.

  1. Cocina un buen producto o servicio, así tendrás más conversiones y de mayor calidad.

Cuando hagas una landing page para generar conversiones no olvides centrarte en ofrecer un valor real, esto es muy importante. Si tu producto es bueno, generar conversiones será más fácil.

Landing Page Perfecta

No se trata de exagerar las cualidades de lo que ofreces sin más, sino de ofrecer algo que sea realmente bueno y valioso para los usuarios. Por tanto, en lugar de centrarte en amplificar las bondades de tu producto, dedícate a mejorarlo.

  1. Impacta con una presentación estelar del plato, debes destacar entre la competencia para que la gente se fije en ti y realice conversiones.

Hay una cantidad ingente de ofertas, propuestas, contenidos, etc. Si quieres diferenciarte, conseguir la atención de la audiencia y tener conversiones; debes buscar el impacto y dejar huella en tu posible cliente potencial.

Trata de impactar a través de la calidad gráfica, el valor de lo que ofreces, que sea visible y que esté bien contado, crea textos que te diferencien del resto.

  1. Un buen aroma en forma de título atraerá al usuario ya que es lo primero que ve, vital para que consigas la Landing Page perfecta.

El título superior es clave. Un título potente, creativo, directo, en cuerpo de letra grande, puede suponer gran parte del éxito de tu estrategia. El título es casi siempre lo primero que lee el usuario, por tanto sedúcelo desde el principio.  

Un buen título llama la atención e incita a seguir leyendo el resto del texto. Para conseguir títulos diferenciados trata de empatizar con el lector, habla su idioma, expresa en pocas palabras y de forma contundente el valor que quieres ofrecer.

A lo largo de la landing page puedes usar otros subtítulos de menor tamaño y relevancia para ir desglosando la información en forma de pirámide invertida. Así el usuario podrá escanear con la vista rápidamente todo el contenido, y después de hacer “scroll” sabrá perfectamente lo que ofreces.

  1. Mostrar los ingredientes que dan el valor a tu empresa de manera explícita, el cliente debe entender claramente el beneficio.

Intenta que el usuario entienda claramente el beneficio que obtiene al realizar la conversión. Esto pasa por un texto honesto y explícito donde se explique exactamente lo que va a suceder cuando el usuario realice la conversión.

Por ejemplo, si quieres que alguien te deje su correo electrónico y se convierta en suscriptor, explícale con la mayor claridad posible qué harás después con su cuenta de correo: qué le vas a enviar y qué no, con qué asiduidad, cómo usarás sus datos, etc.

Si es necesario, al vender servicios coloca siempre tablas comparativas de precios. Desde ahí, puedes enlazar a otras páginas donde se amplíe la información. Esto hace más fácil al usuario elegir y beneficia la conversión.

  1. Diseño claro y atractivo. El cliente debe entender lo que está en su pantalla. Y debe querer comérselo.

Un síntoma claro de mal diseño es colocar elementos sin sentido, sin espacios entre sí, sin lógica de composición o sin orden. Y esto afecta a la percepción que tiene el usuario sobre lo que le ofreces. Si diseñas mal, pones toda la responsabilidad al valor intrínseco del producto. El buen diseño acompaña y potencia al producto.

Si tienes muchos elementos de valor, ofrécelos en diferentes landing pages. Una para cada producto. Con un diseño claro, minimalista, que resalte la calidad del elemento en sí.

Colocar pocos botones pero bien situados, que estos sean atractivos y de un tamaño lo suficientemente grande como para que no pasen desapercibidos.

Si quieres que algo destaque, rodealo de espacio vacío, también llamado aire. Sé generoso con los espacios: los buenos diseñadores no se cortan en espaciar los elementos si ello beneficia al entendimiento y la estética de la composición.

  1. Poner imágenes o vídeo siempre, decora tu plato con lo mejor. Una imagen vale más que mil palabras, y en este caso se cumple el dicho.

Coloca una imagen principal buena o un vídeo que explique realmente bien lo que ofreces. Incluye todas las imágenes que sean necesarias para que el usuario pueda percibir ampliamente el valor real del producto o servicio.

Esto puede ser realmente decisivo. Una imagen, no hace falta decirlo, entra por los ojos a la primera. Pero, cuidado, no se trata de añadir imágenes por añadirlas, sino sólo las necesarias.

Si es un producto físico, coloca fotos atractivas y claras, en diferentes ángulos y que muestren las fortalezas del producto. No pongas muchas fotos iguales, una para cada ángulo o detalle. O qué mejor que un vídeo donde se muestre el producto o servicio en su contexto.

  1. Hacer un buen texto es vital para impactar en la mente del lector. Es como la masa de una pizza, la base lo es todo.  

A veces se subestima la importancia de un buen texto a la hora de transmitir conceptos y se nos olvida que el diseño no es únicamente colocar cajas e imágenes. El texto puede reforzar a la imagen y viceversa. Los dos se retroalimentan.

Landing Page Perfecta

Debes tratar de hacer textos geniales y creativos. Esto no quiere decir que escribas todo el tiempo de manera metafórica o poética. Se trata de que el texto impacte en la mente del lector. A veces, una promesa clara y prosaica genera empatía porque transmite mejor el valor real y tangible de la empresa.

Evita llenar tu texto de cosas que no importan. Ve al grano, estructura el mensaje, habla con frases claras, comunica de manera contundente.

  1. Optimiza la velocidad para que tu landing page no tarde una eternidad en cargar. A nadie le gusta esperar en el restaurante a que llegue la comida.

A Google no le gustan las URLs lentas con multitud de peticiones externas que lastran su rendimiento, efectos demasiado pesados o imágenes sin optimizar. Trata de mejorar el Page Speed Score de tus landing pages evitando este tipo de elementos y analizando periódicamente si siguen siendo rápidas. Puedes analizar la velocidad de tu página web en PageSpeed.

Para favorecer la velocidad, diseña sencillo y elimina cosas innecesarias. Ve al grano, no pongas imágenes o cualquier elemento que realmente no aporte demasiado y pueda lastrar el rendimiento del sitio.

  1. Utiliza llamadas a la acción para mejorar la conversión de tu landing page. Ofrezcamos un cata a los clientes y ya los atrapamos con eso.

También llamados CTA. Son uno de los puntos clave para el éxito de una landing page. Una llamada a la acción es cualquier elemento (textos, formularios, botones) que sirva para que el usuario lleve a cabo la conversión.

Las llamadas a la acción se distinguen del contenido normal de la página: incitan a realizar una acción determinada y normalmente van acompañadas de un botón para accionarlas.

Además, debería aparecer cuando el usuario ya ha visto parte de tu contenido y está más convencido de realizar la conversión, aunque en el caso de productos o servicios muy valiosos o webs de marcas o usuarios conocidos pueden aparecer arriba del todo.

La llamada a la acción es el objetivo final de todo lo que hemos desarrollado en la landing. Por ello, deberías reflexionar mucho acerca del modo en que comunicas y resumes el valor de tu marca o producto. Te lo juegas todo en el CTA, así que dedícale todo el tiempo que merece.

  1. Utiliza una Página de Éxito para generar más valor en visitas o conversiones. El postre es básico para redondear el plato.

Una success page o página de éxito te sirve para dos cosas:

  • Llevar al usuario a otra página en la que ofrezcas más valor de manera contextualizada para que te siga generando más visitas o conversiones. Por ejemplo: una recopilación de contenidos relacionados, más recursos, etc.
  • Medir ratios de conversión, es decir, analizar con Analytics cuántas personas realizan la conversión respecto al total de usuarios que entran a la landing page. Si estableces la success page como página de destino de la conversión, puedes medirlo fácilmente con Google Analytics.
  1. Prueba tus platos antes de servirlos, experimenta con las landing page y utiliza la más eficaz.

Las landing pages, al ser URL’s únicas que puedes crear por separado sin enlazarlas desde ninguna parte de tu web, se prestan a todo tipo de analíticas comparativas, ya que puedes diseñar todas las que quieras y lanzarlas para testear sin parar.

Por ejemplo, puedes comparar el funcionamiento en tráfico, tiempo de permanencia y conversiones de landing pages diferentes en un momento inicial para sacar conclusiones previas de cara a establecer la estrategia final o incluso a lo largo de la campaña para ir corrigiendo y mejorando cosas.

Esto te va a dar muchas pistas acerca de qué diseño te funciona mejor de cara a la conversión: qué textos, colores, botones, estilos gráficos y llamadas a la acción son los preferidos por los usuarios.

Puedes monitorizarlas por separado con herramientas como Hotjar para analizar dónde se detienen y dónde tienden a clickar más los usuarios, cuáles consiguen más lectura scroll hacia abajo, etc.

 

¿Estás listo para cocinar la landing page perfecta?

Factoría de Proyectos te ayuda a mejorar y a optimizar tus landing pages y así generar más ventas en tu negocio.

Desde Factoría de Proyectos ayudamos a empresas como la tuya a incrementar la facturación ¿Comenzamos?

¡Sí, quiero que me ayudéis a generar más ventas en mi negocio!

 

 

Compártelo:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mejorar su experiencia de usuario (por ejemplo, recordar el idioma). Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en el enlace siguiente.

¡ENTENDIDO!